Aspen es una pequeña ciudad de menos de 7.000 habitantes situada a 2.400 metros de altitud, en las márgenes del Roaring Fork River. Pero sobre todo es, sin duda, la estación de esquí más famosa de Norteamérica. Aspen se encuentra situado en el condado de Pitkin en Colorado (Estados Unidos), un estado con una larga tradición de esquí que se remonta a 1937 cuando se instalo el primer telesilla en el Berthoud Pass y que en la actualidad cuenta con 22 estaciones de esquí repartidas por su geografía.

La ciudad de Aspen tiene su origen en un asentamiento minero establecido en el siglo XIX durante el Boom de la plata en Colorado. Su nombre se debe a la abundante presencia de árboles de esa especie (Aspen o Álamo Temblón) en la zona.

Aspen es un paraíso para los amantes del esquí y los deportes de aventura localizado en uno de los sistemas montañosos más conocidos del mundo: las Montañas Rocosas. Pero Aspen es también mucho más que eso gracias a una intensa vida cultural, una variada programación de eventos y una ciudad que mantiene el encanto de las ciudades del Oeste americano.

Aspen es además famoso y mundialmente reconocido por sus bares y restaurantes además de su apreski.

La estación de Aspen/Snowmass está gestionada por la Aspen Skiing Company (http://www.aspensnowmass.com/) y comprende cuatro áreas de esquí diferentes: Aspen Mountain, Snowmass, Aspen Highlands, y Buttermilk accesibles con un único forfait.

La compañía, fundada en 1946 por Walter Paepcke, un millonario industrial de Chicago fue la culminación de un sueño de un grupo de veteranos de la Segunda Guerra Mundial que anhelaban crear un paraíso del esquí en Colorado. Paepcke transformó una pequeña ciudad minera dedicada a la extracción de plata en uno de los mejores destinos de esquí del mundo al tiempo que contribuyó a su desarrollo social y cultural con la fundación del Aspen Institute y la creación del Aspen Music Festival.

En 1950 Aspen fue la sede de los Campeonatos del Mundo de Esquí Alpino, la primera competición internacional de esquí celebrada en los Estados Unidos.
La compañía amplió el dominio esquiable en 1958 con la inauguración de Buttermilk y de Snowmass en 1967. Por último en 1993 la empresa incorporó el área de Aspen Highlands.

En la actualidad la compañía es propiedad de la familia Crown de Chicago.

En total 2.150 hectáreas de dominio esquiable con 329 pistas, 509 kilómetros y 42 remontes. Cada una de las áreas justifica unas vacaciones y si queremos explorar las cuatro en profundidad (“Experience The Power of Four”) deberemos hacer una buena pretemporada y estar en una optima condición física.

Aspen Mountain fue la primera zona desarrollada para la práctica del deporte blanco en un ya lejano 1947. Integrada por dos montañas (Bell y Aspen Mountains) situadas junto a la ciudad de Aspen. Aspen Mountain es famosa por sus bajadas black-diamond (pistas reservadas a esquiadores expertos con desniveles superiores al 40%). En esta zona los esquiadores encontrarán 103 kilómetros de pistas para todos los niveles.

Recomendaciones: Para disfrutar de las bajadas fuera de pista con seguridad es recomendable hacernos acompañar por un guía. La compañía Aspen Mountain Powder Tours nos ayudará a llevarnos un recuerdo imborrable de nuestra jornada de esquí en la montaña de Aspen.

El restaurante Sundeck, situado junto a la estación de llegada del nuevo telecabina nos permitirá combinar una deliciosa comida con unas fantásticas vistas.

Y para finalizar la jornada nada mejor que disfrutar de los amigos y el ambiente en la Ajax Tavern.

Snowmass es la más grande de las cuatro áreas con una extensión superior a la suma de las otras tres. Sus 1267 hectáreas y 237 kilómetros de pistas se encuentran situadas en las inmediaciones de la localidad de Snowmass. Sus 21 remontes dan acceso a un paraíso integrado por 91 pistas, 3 parks y 2 halfpipes (uno de ellos destinado a los que quieran iniciarse en el freestyle) para todo tipo de esquiadores y snowboarders.

Recomendaciones: El restaurante Sam’s Smokehouse es una parada obligada. Una fantástica barbacoa con unas magníficas vistas de las montañas en un ambiente acogedor.

Aspen Highlands se encuentra situada en Highland Peak y Loge Peak al norte de la ciudad de Aspen. Desde aquí podemos disfrutar de unas vistas formidables de las Maroon Bells, un conjunto de dos montañas de más de cuatro mil metros (4.315 y 4.270 m), y el lugar más fotografiado de Colorado.

Durante años esta ha sido una de las áreas favoritas de los esquiadores locales. En ella encontramos 135 kilómetros de pistas para todos los niveles junto a algunos de los mejores fuera pista de Colorado y Norteamérica.

Recomendaciones: Pegarnos una pequeña pateada para acceder a la cima del Highland Bowl (3.777 metros de altitud). El esfuerzo merecerá la pena pues nos permitirá hacer una bajada inolvidable con los niveles de adrenalina al máximo.
Si no queremos caminar podemos tomar el remonte Deep Temerity que nos llevará hasta una zona de unas 100 hectáreas recientemente incorporada al dominio esquiable y donde encontramos algunos de los más exigentes fuera de pista de las estaciones de esquí de Norteamérica.

Buttermilk es el área de menor altitud y tradicionalmente ha estado reservada para niños y familias pero en la actualidad esta identificación ha variado por ser el lugar donde se celebran los ESPN Winter X Games. Su Park ha sido votado por los lectores del Transworld Snowboarding Magazine como el mejor del mundo. Su impresionante superpipe ha sido calificado como uno de los más exigentes del por algunas de las estrellas del circuito mundial de competición.

Recomendaciones: Los más pequeños pueden disfrutar de dos Parks de iniciación: el Panda Pipe y el Ski & Snowboard Schools Park (S3 Park) mientras sus padres se relajan esquiando o en uno de los dos restaurantes de montaña (Bumps y The Cliffhouse).

OTRAS ACTIVIDADES

Si durante nuestra visita a Aspen decidimos dedicar un día a realizar otras actividades al aire libre, existe una amplia oferta que incluye recorridos en motos de nieve, trineos tirados por perros o raquetas de nieve.

COMO LLEGAR

Desde España debemos volar hasta el aeropuerto internacional de Denver. Situado a 350 kilómetros de Aspen/Snowmass. Iberia (vía Londres) y Lufthansa (vía Frankfurt) realizan vuelos diarios a Denver. Una vez allí lo mejor es contratar un servicio de transfer con alguna de las compañías que se dedican a realizar este servicio (Colorado Mountain Express es una de las más populares, http://www.coloradomountainexpress.com/) o alquilar un coche y disfrutar del paisaje a lo largo del Roaring Fork Valley siguiendo la I-70 y Colorado 82.

En Aspen y Snowmass funciona un servicio de transporte gratuito que nos permitirá acceder a las cuatro áreas esquiables y movernos libremente por la ciudad.

DONDE ALOJARNOS

En Aspen es posible encontrar una amplia variedad de alojamientos, desde rústicos lodges de montaña a lujosos hoteles de cinco estrellas con una enorme variedad de posibilidades intermedias como condominios, bed and breakfasts, apartamentos de alquiler y hoteles de todas las categorías.

SHOPPING

Una pequeña ciudad cosmopolita como Aspen cuenta también con un indudable atractivo para los fanáticos del shopping, boutiques locales, talleres de diseñadores y tiendas de marcas de primera línea mundial conforman un amplio abanico de posibilidades. En Marzo la Aspen Fashion Week inunda la ciudad con sus desfiles de moda al aire libre.

Los centros comerciales situados en las zonas peatonales son el lugar ideal para una jornada de shopping donde poder adquirir obras de arte, ropas o material deportivo y de esquí.

Los amantes del arte podrán disfrutar de su afición en las galerías de Aspen.

Una visita obligada es el Mercado Local de los sábados donde se pueden adquirir productos locales y obras de la vibrante comunidad de artesanos. El mercado se encuentra amenizado con actuaciones musicales en vivo y convierten su visita en la ocasión perfecta para socializar con los habitantes de la ciudad y otros visitantes.

RESTAURANTES Y BARES/VIDA NOCTURNA

Aspen ofrece a los visitantes una amplia variedad de restaurantes con una oferta para todos los gustos. Junto a locales de lujo donde disfrutar de una cocina gourmet hasta Bares frecuentados por los habitantes de Aspen que ofrecen menús a un precio razonable.

Si el esquí ha dado fama mundial a Aspen, también lo es su apreski. Los “Aspenitas” se sienten orgullosos de su vibrante vida nocturna. Las fiestas, las actuaciones de música en directo, en los numerosos locales son el marco perfecto para terminar una jornada de esquí. Y para aquellos que quieran alargar la noche también existen numerosas opciones. Lo mejor preguntar a los habitantes de Aspen por los locales de moda.

ACTIVIDADES CULTURALES

Un intenso calendario de eventos y actividades culturales completan la oferta de Aspen. Su fundador vio en la ciudad un lugar donde ejercitar “la mente, el cuerpo y el espíritu”. Conciertos, la Copa del Mundo de Esquí Alpino, los ESPN Winter X Games, son algunos de los eventos de los que podemos disfrutar durante nuestra estancia en Aspen.